Hepatitis B

  • Qué es la hepatitis ?

  • Hepatitis significa: inflamación del hígado.
    La hepatitis puede ser ocasionada por varias causas: Medicamentos tóxicos, Abuso de alcohol, Infecciones bacterianas, parasitarias, virales.
    Las hepatitis virales más frecuentes son: Hepatitis A (HAV), Hepatitis B (HBV), Hepatitis C (HCV)

Síntomas de las hepatitis virales:  muchas veces puede suceder que las personas tengan una hepatitis viral y no sientan ningún síntoma evidente.
Cuando los síntomas se manifiestan pueden aparecer como: cansancio, dolores musculares, articulares, fiebre con síntomas parecidos a una gripe, náuseas, malestar abdominal. También color amarillo (ictericia) de la piel y mucosas, la coloración oscura de la orina y coloración clara de la materia fecal, prurito (picazón) generalizado, ascitis (retención de líquidos), hinchazón en la zona abdominal.

Que es la Hepatitis B ?

La hepatitis B es una enfermedad causada por un virus (HBV), el 80% de las personas que contraen la enfermedad se curan solas y en el 20% restante se transforma en una hepatitis crónica, con riesgo de desarrollar cirrosis hepática o cáncer de hígado.

Transmisión:

La hepatitis B se propaga principalmente a través de la sangre, el semen, el flujo vaginal en la relación sexual sin protección con una persona infectada.

Puede contraer la enfermedad por: tener relaciones sexuales con una persona infectada sin usar preservativo, compartir agujas para inyectarse drogas, hacerse un tatuaje o piercing con instrumentos contaminados que se usaron con otras personas, pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada, compartir el cepillo de dientes o la máquina de afeitar con una persona infectada. También, una mujer infectada puede transmitirle la hepatitis B a su bebé en el momento en que éste nace.

Cómo se detecta?

A través de análisis de sangre (Ag virales (Ag S, o Ag E) detección de anticuerpos (Ac anti AgS, Ac anti A)

Portadores crónicos de Hepatitis B

Si la infección del virus B permanece más de 6 meses en el cuerpo, se considera que ha pasado a ser crónica. El médico especialista indicará análisis que confirmarán o no esta situación. Algunos portadores crónicos permanecen estables durante años, mientras en otros la enfermedad será progresiva y puede ocasionar cirrosis o cáncer hepático. Actualmente existen tratamientos para las personas con hepatitis B crónica que pueden controlar el virus, logrando evitar la progresión del daño hepático.

Prevención: La mejor prevención es la vacunación para hepatitis B, también conocer las vías de transmisión de esta enfermedad nos permitirá evitarlas o afrontarlas con las precauciones debidas.

La hepatitis B tiene vacuna, se administra en 3 dosis, la 1era dosis en niños recién nacidos, la 2da a los dos meses de edad y la 3era a los 6 meses de edad, deben cumplirse las 3 dosis para su efectividad. Si el bebé no fue vacunado, a los 11 años de edad puede comenzar el esquema de las 3 dosis de vacunación.
La vacuna está indicada también para las personas mayores de 18 años que no hayan recibido la vacuna anteriormente y se aplica gratuitamente en los centros de vacunación públicos de todo el país desde julio del 2012 .

Si te consideras en riesgo de haber estado expuesto a la transmisión de la hepatitis B o tenés algunos de los síntomas mencionados, consulta a la brevedad a tu médico o acercáte al Centro de Salud más cercano

Información: Fundación HCV Sin Fronteras